lunes, 31 de enero de 2011

Nosolokaijus: Rodan (1956)



En el mundo de los Kaijus, la saga de Godzilla es la reina, no obstante, desde su aparición en el 56, no tuvo ninguna continuidad hasta el 62, siendo a partir de entonces que se estableció como saga, con un sinfín de continuaciones.
Durante estos 6 años, Ishirô Honda se dedicó a explotar el género, alternando películas de ciencia ficción clásica con diferentes monstruos que a la larga, para aprovechar los disfraces, formarían parte de la saga de Godzilla. Un ejemplo de ello es el Kaiju de la semana pasada, Mothra, y también el de hoy, Rodan, de 1956, que tiene la reseña de ser el primer Kaiju en color.
Unas excavaciones desentierran un enorme pterodáctilo, al que llaman Rodan. Como es de esperar en cualquier Kaiju, el monstruo empezara a montarla destruyendo todo lo que encuentra a su paso, sin que ejército y científicos consigan dar con la clave para destruirlo.
Como Kaiju, es lo que todas, monstruo que destruye, ejército que intenta impedírselo, no tiene mucho de diferente de sus hermanas Godzilla o Mothra, quedando algo por debajo del nivel de estas 2, aunque manteniendo un nivel serio que la mantiene por encima de las que aparecerían después del año 60.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada