viernes, 28 de enero de 2011

La Bizarrada: Eegah (1962)



Seguramente muchos recordarán el personaje de Tiburón, de las películas de James Bond (concretamente La Espía que me Amó y Moonraker), aunque no muchos lo recordarán por su nombre, Richard Kiel. Pues bien, Richard Kiel, con una carrera que abarca 75 papeles de todo tipo, secundario, reparto, voz, extra (si alguno se fija en El Profesor Chiflado de Jerry Lewis, podrá reconocerlo como uno de los forzudos del gimnasio). Pues bien, resulta que dicho actor, que aparentemente nunca hizo un papel protagonista, sí que fue la estrella en su primer papel en el cine, es decir, en la bizarrada de hoy.
La película, de 1962 es una de esas repudiadas por la historia, que aparece sucesivamente en cualquier lista de peores películas de la historia que podamos encontrar. Producida y dirigida (y seguramente escrita) por Arch Hall Sr. y protagonizada por Arch Hall Jr. (vaya, que casualidad, padre e hijo), es una de esas películas de ciencia ficción de los 50, cuyas formas siguieron vigentes (aunque sin éxito) a principios de los 70.
La cosa va de que un cavernícola ha logrado sobrevivir hasta nuestros días en una cueva en medio del desierto, con su taparrabos, su cachiporra y demás cachivaches. El troglodita (Richard Kiel) secuestra a una chica y se enamora de ella, la cuida como una muñeca y ella se encariña con él y empieza a cuidarlo y “civilizarlo”. Pero en esto que el padre de la chica y su novio (el novio de la chica, no el del padre) deciden rescatarla, y claro, se monta. Entre todo el jaleo el chaval no pierde una pasa sacar la guitarra y promocionar sus (escasas) cualidades como cantante.
En resumen, una película merecidamente colocada en el 10 Worst, aburrida, estúpida y mal hecha, que solo tiene en su haber el ser la primera película del mítico (por su papel de Tiburón) Richard Kiel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada