lunes, 20 de diciembre de 2010

Sobre la Ley Antidescargas y demás.

En un día en que todo Internet habla y se hace eco de la Ley de Economía Sostenible, y más concretamente del apartado que permitiría el cierre de webs, me veo en el deber, como no, de rajar del tema.

Lo primero que quiero decir es que no estoy realmente de acuerdo con ninguna de las dos partes, ni con el funcionamiento del sistema actual/el sistema que se quiere imponer (legalmente hablando) ni con el pensamiento casi unánime de la comunidad de internautas, soy de opinión propia, de la posibilidad de un sistema intermedio, que posiblemente nunca llegue a instaurarse dado por una parte la arrogancia y afán de lucro de la SGAE y por otra parte de la comunidad internauta, que por desacuerdo con la SGAE tratan de hacer lo más opuesto que pueden.

La SGAE por una parte, trata de cobrar absolutamente por todo lo que implique tránsito y/o utilización con cualquier fin de contenido con “derechos de autor” es decir, cualquier cosa que haya hecho alguien alguna vez, y sea utilizada por otra persona en público es susceptible de tener que pagar derechos de autor, y no solo eso, como no se puede asegurar que todos los que utilicen contenidos paguen por ello, se cobra también por cualquier dispositivo de almacenamiento que pueda, hipotéticamente, albergar esos contenidos (eso del canon). Esto se debe sobre todo a la ingente e inmunda cantidad de gentecilla que puebla la SGAE, que en algún momento se consideraron artistas (más bien artistillos) y pretenden vivir el resto de su vida, de gorra, de los ingresos que deberían generar sus obras. Claro, como estas obras en su mayoría pueden ser una autentica mierda y a los artistillos no les apetece tener un trabajo de verdad, achacan su ausencia de ingresos a la piratería (que sí, ramoncito (y no cito el nombre no sea que buscándose en google me encuentre y empiece a rajar de mi o me ponga una querella o algo de eso) que toda España (y 200 millones de chinos) nos hemos bajado tu disco, por no pagarlo). Yo me dedico en mis ratos libres a hacer figuras de papel, podría considerarse arte, y algunas de las cosas que me invento yo, obras genuinas, susceptibles de tener derechos de autor, pero la verdad, soy consciente de que así nunca voy a ganarme la vida y no pretendo cobrar derechos de autor cada vez que alguien use un trozo de papel para lo que sea (léase limpiarse el culo), así que me dedico a estudiar, para algún día, y espero que pronto, trabajar y ganarme el dinero (de otra forma que no sea navegando diariamente por la red para denunciar links de Megaupload).

Por otra parte la comunidad internauta está en el mayor de los errores si considera justo y legal, o si se consideran con el derecho de ver películas recién salidas en DVD o que están en cartelera en el cine, de gratis, sea en DVDRIP o en Screener. Yo lo hago (Screener no), y sé que es ilegal, sé que así no ayudo a una mejora en la calidad del cine y solo ayudo a que la industria pierda dinero (cosa aparte son los métodos de la industria, mal repartidos), y desde luego, si de alguna manera (como en otros países) me prohibieran esas descargas y no me quedase otra alternativa que ir al cine, lo consideraría de lo más justo. No obstante, a este respecto, tengo varias discrepancias.

En cuanto a la emisión en cine no tengo ninguna, salvo el precio abusivo de las entradas, y más aun de la nueva moda 3D impuesta a base de talonario unilateralmente por James Cameron (moda que en mi opinión acabara pasando, sin pena ni gloria, como todos los sistemas 3D que vienen proliferando desde los años 30, sistemas todos ellos ya olvidados; es más, a día de hoy la gente ya no tiene apenas interés, si se habla de ir al cine ya ni se piensa en 3D, simplemente en ver la película, como se ve en casa, normal y corriente, como toda la vida).

En cuanto a los estrenos en DVD, realmente no sé qué pensar, el precio actual, tanto DVD como alta definición tienen unos precios tan prohibitivos que ni siquiera las ediciones especiales, plagadas de extras, resultan mínimamente rentables. La industria debería hacer algo al respecto, la solución, realmente no se me ocurre nada.

En cuanto a todo lo que no son estrenos, ahí sé que discrepo totalmente. Francamente, casi toda la gente hoy día ha perdido totalmente el interés por el cine de hace más de 20 años, y me atrevería a apurar a 10, quitando salvedades de grandes títulos, y ni por esas. Especialmente, la Serie B, un mundo increíblemente amplio y variado de películas de bajo presupuesto, están totalmente olvidadas por casi la totalidad de la gente. Todas esas películas, por las que nadie tiene interés, deberían estar a disposición, por parte de las distribuidoras, de manera gratuita en Internet, los derechos de autor de esas obras difícilmente pueden generar beneficios palpables, más aun considerando el gasto que debe generar el intentar obtener beneficio de esas películas (sea por venta en DVD o como sea). El caso es que además la libre distribución por parte de las productoras generaría muchos beneficios, no económicos, pero si positivos que podrían repercutir en otros aspectos. Generaría una imagen más amable y abierta, que podría mover a la gente a comprar otros productos, permitiría la distribución y conocimiento, con buena calidad, de muchísimas películas, olvidadas, que sacarían del olvido muchos géneros, autores, directores y demás. En fin, no me extiendo más en el tema, creo que está perfectamente claro.

Por último queda un punto bastante importante y separado del resto, pero por el que igualmente y de forma bastante injusta (con un afán de lucro sin sentido) se pretende obtener beneficio económico, y son las series. Personalmente creo que si las series se hacen para su emisión por televisión, son emitidas por dicho medio, de forma gratuita, con anuncios y demás, a partir de ese mismo día deberían ser de libre distribución y descarga por cualquiera (incluso en las páginas de las cadenas, publicidad incluida), ya que los beneficios económicos de esas series provienen de la publicidad incluida durante su emisión, y dado que el día de emisión ya han cumplido su cometido y no hay garantía de futuras emisiones, se considera que han cumplido su cometido, por tanto, qué sentido tiene pretender obtener más beneficios aun, es puro lucro, sacar dinero de gorra de algo usado, con reemisiones o ventas en DVD, de capítulos que cualquiera podría haber grabado, legalmente, para visionado propio. Qué diferencia hay, entonces, entre grabarlo yo y verlo yo, o que lo grabe otra persona, y lo vea yo, francamente me parece la misma cosa, si quieren sacar más beneficio, que pongan la TV de pago, e igualmente todo lo que he dicho de libre distribución se debería aplicar a posteriori.

No me olvido de la música, es solo que como apenas consumo, no se como funciona de bien ese mundo, asi que me abstengo de opinar.

Total, realmente no ganan ni unos ni otros, ya que ninguno tiene razón, ni va a ceder terreno para una solución intermedia. Sobre el cierre de webs, creo que la SGAE cerrara arbitrariamente todo aquello que considere una fuente potencial de beneficios propios y que no manejan ellos, es decir, todo lo que quiera. En cuanto al canon, ni me encoleriza que exista, ni enfada un poco, es más, lo considero justo, que exista un recargo en dispositivos de almacenamiento que ayude a rescarcir en cierto modo las perdidas que sufren los autores debido a la pirateria que consume gente, como yo mismo, que me doy cuenta de que hago algo que perjudica a algunas personas, y considero justo, que si realmente ese dinero se usa para lo que se dice, es justo.Y no tengo miedo a confesar que consumo pirateria, ya que a dia de hoy, lo unico "ilegal" es colgar o distribuir contenido, y yo lo unico que hago es bajar archivos de los que realmente no conozco el contenido, hasta su completo visionado, una vez visto, lo almacene o lo borre, lo recuerde o lo olvide, mientras no trafique con el a espaldas de las empresas distribuidoras, es perfectamente legal lo que haga con el.

Ahi queda mi opinion, para quien pueda interesar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada