sábado, 18 de diciembre de 2010

La Película de la Semana: Hijos de los Hombres (2006)



Bueno, la película de esta semana tampoco ha sido fácil de elegir, pero creo que el premio se lo lleva Hijos de los Hombres (2006), de Alfonso Cuarón.
La película, británica, ambientada en un futuro no muy lejano nos muestra un mundo en el que los seres humanos han dejado de procrear, aproximadamente 20 años después de que naciera la última persona. Ante esta situación, el progreso se ha parado, y el mundo está prácticamente en un caos total, en el que proliferan los grupos terroristas, salvo en el Reino Unido, lugar al que tratan de emigrar miles de refugiados, y en el que mal que bien se mantiene el orden mediante un estado policial, que mantiene separadas, con guetos y barreras, a los pobres y los inmigrantes de los ricos y burócratas.
En medio de todo esto, Theo (Clive Owen) un ex activista que ahora es burócrata, se encontrara con viejos conocidos que acabaran involucrándolo en un mundo de bajos fondos que tratan de rebelarse contra el estado. Pero este grupo pseudoterrorista mantiene en secreto un arma, y es que entre ellos se encuentra la mujer más joven del planeta y que además está embarazada.
Al principio la película puede parecer algo plomiza, porque la acción transcurre un poco de aquí para allá sin un guion claro. El protagonismo recae totalmente en Clive Owen, que será el que sin saber muy bien como acabe yendo de un lado para otro, viendo cómo se desencadenan acontecimientos que lo situan en una posición cada vez más delicada, papel secundado por dos secundarios, Julianne Moore y Michael Caine, que hacen unos papeles decentes aunque demasiado breves.
Sin duda la mejor parte viene al final, cuando se produce el aclamado “alzamiento” en uno de los guettos, y Theo, que no quiere estar allí, tendrá que apañárselas para proteger al bebe y a la madre a la vez que intenta escapar de un escenario de pesadilla propio de videojuego (estilo Call of Duty). Esta parte del final es de verdad para enmarcar, yo al menos me lo pase pipa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada