miércoles, 14 de diciembre de 2011

La Bizarrada. Plan 9 From Outer Space (1959)


Bueno, aprovecho la llegada del fin de año, y además la proximidad del post #100 (este es el 98, creo, pero las cuentas están hechas un poco a voleo así que me da igual, va a ser este el 98 sí o sí). Total, que aprovecho la situación para ir haciendo algunas entradas que tenía pendientes, que me había yo entretenido en algunas bobadas y había dejado de lado algunas de mis favoritas.
Así que para hoy traigo La Bizarrada, pero no el “La” habitual, porque esta es especial, esta destaca por encima de las demás, porque a pesar de toda la cantidad, realmente ingente, de películas mucho peores que ella, ha sabido mantenerse ahí, en el top ten de cualquier lista de películas malas que se haga en ningún sitio, tal vez porque fue pionera en el mal gusto, o en la mala realización, pero ahí está, y lleva en esas listas cerca de 5 décadas.
El agente Mulder, en Expediente X, la definió como “tan absurdamente mala que resulta hipnotizante”, y aquellos que hayan visto Ed Wood (de Tim Burton), sabrán que estoy hablando de Plan 9 From Outer Space, de Edward C. Wood Jr, más conocido como Ed Wood, o también como el peor director de la historia. (Tampoco había que ser muy audaz, ya lo puse en el título de la entrada y he puesto la portada).
La película es mala, francamente mala, pero es mala con un cierto toque de gracia, ese bizarrismo del que carecen otras películas malas. Porque la película, más que mala por aburrida o por incomprensible, es mala por mal hecha, porque está soberanamente mal hecha.
Ed Wood era uno de esos directores que hacían películas sin apenas pensar en argumentos, simplemente pensaban un título audaz, acorde con temáticas del momento (mezclar palabras como monstruo, atómico, espacio exterior, gigante, etc, solía dar excelentes resultados), a partir de ahí compraba imágenes de archivo, imágenes como un pulpo en el fondo del mar, y completaba el resto con escenas rodadas casi por que sí. Para saber más sobre su modus operandi, mejor ver la película de Burton.
Pero esto no lo hacía solo el, echando un ojo a las películas baratas de la época, vemos que esto lo hacían todos, que cualquier película eran solo pequeñas variaciones sobre lo mismo. Por un lado tenemos los monstruos, sean mutantes atómicos, alienígenas, o bichos gigantes. Por otro lado tenemos al científico, que puede ser el padre o el novio de la chica, y claro, está la chica, que será el objetivo final del monstruo, y que deberá ser salvada por el novio. Además de la repetición de formas, tenemos la repetición de escenas de archivo. Algunas eran usadas solo en un par de películas, cualquier tipo de escena de movimiento de tropas militares, aviones en el aire, etc. Pero hay otras que resultan especialmente llamativas por lo repetidísimas que resultaron, como la vista aérea del Pentágono (cada vez que se quería hacer un cambio de escena a esta localización) o la famosa escena de los dos lagartos luchando, que ya mencioné en Robot Monster.
Volviendo a Plan 9, Ed Wood se la saco de la manga para dar salida a las últimas escenas que rodo de Bela Lugosi, escenas que rodo sin ningún propósito de hacer una película, solo las tenía como más imágenes de archivo. Pero el casual encuentro con un doble perfecto de Bela Lugosi, alguien que podía dar perfectamente el pego en pantalla, alguien con quien completar la película, alguien que… realmente… no se parecía en nada a Bela.
A partir de ahí, Wood se rodea de un plantel de actores realmente rocambolesco, como Lyle Talbot, que era recurrente en sus películas, Tor Johnson, un luchador que no tenía nada de actor, pero que gustó a Wood porque debió verlo imponente, o Vampira, una presentadora de un programa de terror de los 50 venida a menos.
La película en si es un cúmulo de incongruencias, carencias de todo tipo, tanto de escenarios, como de vestuario, actuaciones, etc. Algunas escenas dan autentica risa, otras casi dan pena. Pero la sensación de toda la película es que está tan sumamente mal hecha que parece un chiste, una autentica parodia, y desde este punto de vista, de ver una película realmente mal hecha que nunca pretendió ser buena, desde ahí se deja ver.
Recomendación 100%, esta no es una bizarrada cualquiera, esta es historia del cine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada