jueves, 24 de noviembre de 2011

La Bizarrada: Robot Monster (1953)



Hacía tiempo que no sacaba una entrada de bizarradas, aunque no ha habido ausencia de ellas, que las he ido colando ocasionalmente. Total, que por darle un poco de vidilla a esto, voy a ir soltando unas cuantas de las que tenía preparadas.
Para hoy, uno de tantos ejemplos de atrocidades que pueden encontrarse entre la ciencia ficción de los 50. Robot Monster (que creo que en su momento pudo ser proyectada en 3D), es una de esas películas que han sido repetidamente catalogadas entre las 10 Worst Ever (y si no creo mal, incluso en IMDB).
Resulta que una raza de alienígenas ve en los humanos una amenaza, así que decide invadir la Tierra y cortar por lo sano. No obstante, a esta raza superior, gorilas con escafandra, que se comunican mediante pompas, les resulta un obstáculo realmente difícil de superar el enfrentarse con unos pocos supervivientes, a pesar de que destruyeron a toda la humanidad.
Ya vemos que el argumento hace aguas por todas partes, empezando por los propios supervivientes. Resulta que previendo la destrucción de la humanidad, un científico dio a su familia un suero para evitar ser aniquilados, de ahí que solo sobrevivan ellos. Además, sabe Dios como destruyen la humanidad, ya que la parte en la que tendrían que haber puesto esa escena, aparece una escena de dos lagartos peleándose (Nota: esta escena aparece en numerosas películas, en la mayoría para representar una pelea de dinosaurios; en esta no tiene ningún sentido). Total, que para machacarlos llega un alienígena, el susodicho gorila con escafandra (que en la caratula, para más inri, tiene una calavera por cabeza), y además antenas en la escafandra!
Llega, se instala en una cueva, pone una tabla en la pared, y la usa para comunicarse con su raza, mediante un aparato que echa pompas de jabón. De tan torpe que es, que sus emisiones las sintoniza también el científico, tipo listo.
Cuando la cosa parece que no tiene ningún sentido, se diluye todo en un sinfín de chacharas aburridas, que al menos no duran demasiado (62 min de película). Chacharas y chacharas mientras el gorila se empieza a enamorar de la chica. Siempre hay una chica en estas películas, claro; y por ende, un chico, que tendrá que salvarla.
Finalmente más escenas de “dinosaurios” y FIN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada