sábado, 26 de noviembre de 2011

The Films that Time Forgot: La Leyenda de la Ciudad sin Nombre (1969)

Marge: ¿Cuál has alquilado?
Homer: Exactamente algo que yo lo definiría comooo… una película de vaqueros con Clint Eastwood y Lee Marvin!
Bart: Preparaos para ver las sangrientas mutilaciones y despiadadas carnicerías de Pintemos Nuestro Carro, de Joshua Logan.
Homer: Sí, seguro que hay sangreee…
(T. 9, Ep. 11, All Singin’, All Dancin’)


Casi todo el mundo conoce el episodio de Los Simpson, y se ha reído mucho con él, con esta parte en la que aparece un western surrealista en la que los tipos más duros de los western empiezan a cantar y a bailar. Lo que pocos conocen es que la película existe realmente.
Y la premisa no podría ser mejor, Lee Marvin y Clint Eastwood, dos de los tipos más duros de los western de los 60 y los 70 reunidos en un mismo western, Paint Your Wagon, traducido como La Leyenda de la Ciudad Sin Nombre, de 1969.
Y se trata, curiosamente, de uno de esos casos en los que el título en castellano es mucho más acertado que el título original. Ya que a diferencia del gag de Los Simpson, en la película no se pinta ningún carro. Este es un punto a aclarar, el gag de Los Simpson está basado únicamente en el título original de la película (que nada tenía que ver con el argumento) pero el contenido es totalmente original, ya que en la película ni se pintan carros ni aparece Lee Van Cleef (aunque no se diga su nombre en Los Simpson, es evidente que es él).
Volviendo a la película, digamos que es uno de esos tristes intentos de mezclar géneros dispares entre sí. Ejemplos de estos son muy abundantes en Hollywood, y algunos hasta logran triunfar, pero muchos quedan irremediablemente en el olvido, a pesar de su reparto. La película no es que sea mala, pero es tal vez, demasiado cursi para funcionar como western y demasiado western para triunfar como musical. Aunque a pesar de todo, logra resultar entretenida, como frikada, claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada