domingo, 28 de agosto de 2011

Repaso veraniego


Bueno, ahora que se acaba el verano, y me meto otra vez en exámenes, voy a echar un vistazo atrás a las películas vistas en Julio y Agosto. Aun a pesar de no estar acabado Agosto, dado el ritmo bastante bajo de películas que llevo, y que ya se mas o menos las que voy a ver, no se pierde nada digno de mención.
Este verano, a diferencia de otros, no he tenido una racha “temática” larga. Alguna vez me dedique a ver sagas de terror, otro verano me dio por el cine bélico, de auténtico empacho, pero este, aunque hay algunos géneros más machacados que otros, y con excepción de la semana de destrucción y exploitation, no ha habido ningún empacho grande planificado.
Lo he dedicado más bien a reducir, o intentarlo, la ingente cantidad de películas que se habían ido atascando con el tiempo en la carpeta “para ver” y que por A o por B se habían ido quedando ahí mientras otras se iban casi tan pronto como llegaban.
Debido a exigencias de atención en la pantalla del ordenador, por estar haciendo cálculos para el proyecto y demás, he tenido que recurrir a películas que me exigieran poca atención. Así que casi diariamente me he dedicado a ver cine español (una experiencia terrible, apenas algunas pocas visibles), películas de Buena Vista, esa subsidiaria de Disney que producía en los 60-70 las películas de imagen real, unas cuantas de Ciencia Ficción de los 50, estas las veía en los ratos de descanso, aprovechando que duran entre 60 y 70 min muchas de ellas. Tenemos la semana del exploitation, en la que se dieron cita unos cuantos ejemplos de naziploitation, blaxploitation, sexploitation, pinku, gore y splatter. Y todo ello alternado con algún estreno actual, algunas sagas y grandes éxitos de los 80-90 y películas de animación japonesas. Y finalmente lo más parecido a un “empacho” programado, con las teen-movies ochenteras, ya sean comedias o de terror, algunas incluso dramas, que aún estoy terminando de ver.
Pues sí, verano completo, muchos géneros tocados y otros sin ninguna repercusión, muchísimas películas realmente malas, muy pocas realmente buenas, pero bueno, las “exigencias del guion” eran precisamente esas, no ver películas buenas que te hagan atender, sino tener algún entretenimiento ligero para los momentos de espera entre iteraciones de CFD.
Tal vez para otro día, en un ejemplo de autohumillación publica, haga una entrada con la lista de películas que he visto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada