miércoles, 17 de agosto de 2011

Hoy Directores


Bueno, supero mi pereza inicial y actualizo por tercera (tercera!) vez este mes, y ya superada la etapa del post diario y temático según el día de la semana, rutina agotadora que tal vez retome el día que vuelva a tener tiempo. Pues eso, una vez superada, me dedicare a escribir esporádicamente sobre cosas en general, o alguna en concreto, según surja.
Y hoy hablare un poco sobre mis gustos cinematográficos en general, ya que echando la vista atrás me parece que últimamente no he hecho más que hablar de cine raro, o muy raro, o muy muy muy raro, y parece que es la única clase de cine que aprecio. No obstante de cine veo muchas cosas, y aprecio muchas cosas, pero de las películas conocidas se ha escrito mucho y yo no voy a descubrir nada a nadie, por eso suelo hablar más de las raras, por darlas un poco a conocer, aunque este blog no lo lea casi nadie.
Lo lógico al hablar de los gustos de uno sería hacer una clasificación por géneros, pero sintiéndome original voy a hacerla por directores, porque es una de esas labores del cine que admiro, una labor pocas veces reconocida, pocas veces recordada por la mayoría, y todo hay que decirlo, totalmente irrelevante en un buen número de películas.
Al mirar el catálogo de películas vistas, filtrando por directores (si, catalogo mis películas, son muchísimas las que he visto y si no lo hiciera sería un caos, me gusta llevar un cierto orden en estas cosas). Pues filtrando por directores veo una cantidad ingente de nombres que solo han dirigido 1, no digo con esto que solo hayan dirigido 1 en sus vidas, digo que vistas por mí, solo 1, pero también veo una serie de nombres recurrentes, algunos andan entre 5 y 10, y otros con más de 10, algunos de ellos por ser recurrentes de géneros que recopilo en masa, otros por haberlos recopilado como directores. Citare algunos de los recurrentes, sin centrarme en ellos, ya que son tantos que no puedo destacar todos, y por ahí andan Bert I. Gordon, Brian de Palma, Dany Boyle, Don Siegel, Alex de la Iglesia, Tim Burton, Coppola, George A. Romero, Howard Hawks, James Cameron, Joe Dante, los Cohen, Joel Schumacher, John Landis, John McTiernan, John Milius, Kevin Smith, Martin Scorsese, Michael Bay, Oliver Stone, Peter Jackson, Sam Raimi, Tarantino, Sam Peckinpah, Ridley Scott, Steven Spielberg, Richard Donner, Robert Aldrich, Robert Zemeckis, Hitchcock, Stanley Kubrick, Sylvester Stallone, Terence Fisher, Akira Kurosawa, John Boorman, Charles Chaplin o Hakao Miyazaki acaparan un buen número de películas, y me dejo bastantes nombres, la mayoría son directores de cierto renombre, algunos actuales, otros ya bastante olvidados, pero dejo a cada cual, si tiene algún interés, que busque información de ellos, que es abundante y seguro que les sonara más de una de sus películas. Alguno también se habrá dado cuenta de que en la lista esta Stallone, que además de un actor malísimo también es un director, y como director la verdad que no lo hace tan mal como cabría esperarse, dentro y fuera de “su cine”; a mí la verdad es que muchas de sus películas me entretienen mucho, algunas de puro esperpénticas, lo cual me ha movido a recopilar casi todo lo que ha hecho. Añado como coletilla uno más, J. Lee Thompson, que ha firmado alguna película memorable, y alguna realmente pésima, si he visto muchas películas suyas es porque tiene en su haber un buen número de películas protagonizadas por Charles Bronson.
Pero entre todos estos destacan algunos nombres, no tan conocidos, aunque algunos sí que sonaran, y su abundante presencia viene de un gusto especial por algunas o muchas de sus películas. Así por ejemplo tenemos a Cronenberg y a Paul Verhoeven, dejando a un lado buena parte de sus filmografías, hay títulos que me marcaron, como Scanners, La Mosca, Desafío Total, Robocop y como no Starship Troopers, esa gran incomprendida.
Siguiendo en la línea de ciencia ficción, saltemos un momento a los 50, donde entre toda la abundante producción de ciencia ficción destaco sobre todos a Jack Arnold, seguramente el mejor de todos, un oasis en un desierto de mierda, como ocurriera en los 30 con James Whale. Opuesto a Arnold tenemos al peor de todos los tiempos, Ed Wood, del que intento recopilar películas por puro frikismo.
Llenando el hueco entre los 50 y los 80 hay unos cuantos directores, bastante curiosos. En el lejano oriente tenemos el duo Ishiro Honda y Jun Fukuda, abundantes en películas de Ciencia Ficción, especialmente Kaiju Eiga.
Siguiendo con países diferentes, siento particular aprecio por el animador checoslovaco Karel Zeman, cuya filmografía es realmente original, películas realmente vistosas que hacen uso de un gran repertorio de trucos visuales, algo digno de ver porque es diferente a todo cuanto se ha visto.
También diferente es Ralph Bakshi, un autor al que llegue de refilón. La historia empieza cuando estrenaron la primera de El Señor de los Anillos, de Peter Jackson, cuando escuche que alguien se había querido bajar la película (por entonces los medios eran precarios y se tardaban días o semanas en bajar una) y resulta que era “una cutrez de dibujos animados del año pun” (más o menos). Yo había oído hablar de la película, no recuerdo como, y una vez dispuse de los medios me la baje y la vi. A mi cutrez no me pareció, pero no preste atención al director. Al ver tiempo después la película Wizards, encontré algunas similitudes que me hicieron investigar, y alehop, así descubrí a Bakshi, excelente y olvidado animador del cual recomiendo prácticamente todas sus películas, algunas parecidas entre sí, pero explorando multitud de temáticas.
Pero este blog, como ya he dicho, va de cine raro, no puedo evitarlo, y en este campo hay nombres imprescindibles. Al ya citado Ed Wood se une Herschell Gordon Lewis, firmante de películas realmente infames que no obstante no han evitado convertirse en clásicos. En Italia tenemos un buen número de directores entre los que destaco, por ser quizá los más famosos, a Lucio Fulci, Dario Argento y Mario Bava, reyes de las películas baratas, o cine de zombies, o gore, o lo que sea, todo con ese toque de cine giallo.
Párrafo aparte merece uno de mis directores favoritos, seguramente el segundo, y digo seguramente porque más de uno podría disputarle ese puesto (el primero está claro). Mucho tiempo he dedicado a este director, que a pesar de ser desconocido para la mayoría, no solo lo considero (yo y muchos) clave en los últimos 60 años del cine, sino que me atrevo a asegurar (y que me rebatan) que una muy buena parte del cine de los últimos 40 años, y me refiero al cine importante, al conocido, al de éxito, se lo debemos a él, directa o indirectamente. Ya sea por actividad directa de director, o guionista, o productor, o descubriendo y dando primeras oportunidades a actores y directores hoy día de primer nivel.
Pero sin duda, si algún director puedo destacar en cabeza, es John Carpenter, y ante los bufidos que pudieran dar algunos, al respecto, puedo asegurar que entre mis favoritas se encuentran varias de las dirigidas por él.
No me extiendo más en el tema, porque Carpenter merece una entrada propia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada