viernes, 28 de octubre de 2011

Monstruos Clásicos: El Hombre Lobo


Bueno, ya que en la última entraba hablaba de la saga de Waldemar Daninsky, aprovecho para colar una entrada referente al Hombre Lobo, que tal vez vaya seguida por otras de La Momia, Drácula y Frankenstein.
La licantropía es un recurrente en el cine de terror, especialmente desde los 80, y al igual que otros muchos géneros, da el salto de la literatura al cine allá por los años 30. Lo primero que hay que indicar, es que dada lo extensa que es la filmografía de hombres lobo, la entrada de hoy va a ir dedicada a la tradición clásica de estos monstruos, sus orígenes literarios, el salto al cine con la Universal, y la herencia del monstruo seguida por otros estudios hasta los 80. Quedaran en el camino todo lo hecho después, desde que se liberalizara el género, así que no hablaré de clásicos como De Pelo en Pecho (Teen Wolf, 1985) o Aullidos; o más recientes como Crepúsculo o Underworld. La verdad es que el personaje en si no me interesa tanto, soy más de Frankenstein, y las apariciones de hombres lobo en películas son tantas que resulta absurdo citar todas.
Al igual que Drácula, y tantas otras cosas, los hombres lobo tienen su origen en el folklore centroeuropeo, de tradición medieval. Como curiosidad se puede citar el mito francés de los Loup-Garou, retratado por Dumas en su novela de terror Capitán de Lobos.
La Universal, a principios de los 30, para acompañar a Frankenstein, Drácula y La Momia, se saca de la manga al Hombre Lobo, con la película El Lobo Humano (1935), conocida también como El Hombre Lobo de Londres (Werewolf of London). En ella, un científico que forma parte de una expedición al Himalaya, se contagia de licantropía, así que al volver a Londres se transformará en lobo en las noches de luna llena y comenzará a matar sin control.
La película vio una continuación en La Loba Humana, She-Wolf of London, en 1946, cuando ya existía el otro Hombre Lobo de la Universal, que sería más famoso. Esta película es, como ocurre a menudo, una repetición de formas. Una descendiente del científico de la primera entrega se verá envuelta en unos misteriosos asesinatos que parecen haber sido cometidos por otro hombre lobo. La película tampoco tiene mucho interés más allá de lo que representa, una película clásica de monstruos de Universal.
Pero volviendo a ese “otro” Hombre Lobo, en 1941 aparece la película El Hombre Lobo, la que seguramente debería haber surgido a principios de los 30, porque habría tenido mucho más éxito. Las razones son evidentes, y es que en ella se dan cita elementos del resto de sagas, contando con la aparición de Bela Lugosi, y siendo Lon Chaney Jr. el Hombre Lobo. Cuenta la historia de Larry Talbot, un noble inglés que mientras asiste a un espectáculo en el campamento de unos zíngaros es atacado por un hombre lobo, quedando contagiado. A partir de entonces, como cualquier hombre lobo, se transformara con la luna llena y matara sin control, siendo consciente de ello y por tanto, muy desdichado por ese hecho.
Si la Universal hubiera sacado esta película en los 30, estoy seguro de que habría sido seguida de otras 3 o 4, al igual que las sagas de Drácula, Frankenstein y La Momia. Al estrenarse en 1941, en un pis pas pasó a integrarse en el hilo común que reunió a los monstruos en los años 40, últimos coletazos bastante pobres del terror de la Universal. Así, la segunda aparición de Larry Talbot es en Frankenstein conoce al Hombre Lobo (1943), una película batiburrillo de monstruos que sería seguida por otras 2, La Mansión de Frankenstein (1944) y La Mansión de Frankenstein (1945). En estas tres películas la historia es bastante similar, Larry Talbot, siempre interpretado por Lon Chaney Jr. es un desdichado que vive escondiéndose de todo el mundo mientras busca una cura para su enfermedad, en su camino recurrirá a todo tipo de Mad Doctors, los cuales abundan allá por donde va, encontrándose ocasionalmente con el Monstruo de Frankenstein y Drácula. Las historias, como digo, son el típico batiburrillo de monstruos, no demasiado interesantes para la mayoría de la gente, pero que tendrán sus incondicionales entre los amantes del género.
En los 50, el paquete de monstruos salta el Atlántico y cae en manos de la Hammer, que haría las delicias del público con las sagas de Drácula y Frankenstein, y algunas películas de La Momia. No obstante el gran perjudicado fue el Hombre Lobo, y es que la película de 1961, La Maldición del Hombre Lobo, a pesar de estar dirigida por Terence Fisher, y mantener un ambiente gótico similar a las otras sagas, no resulta muy interesante. Tal vez porque la historia no resulta muy interesante y es totalmente diferente a las 2 alternativas de la Universal. Aunque supongo que realmente el principal fallo está en el reparto, primer papel protagonista de Oliver Reed, que por su parte no está mal, pero el desacierto no es ese, sino prescindir de la pareja Christopher Lee - Peter Cushing, que eran el alma de las otras sagas, y principal motivo de éxito de estas.
Ya a finales de los 60 y principios de los 70, los monstruos empiezan a aparecer en todo tipo de películas de serie B, la mayoría bastante cutres. Y a partir de entonces, en los 80 especialmente, empiezan a surgir muchas películas que incorporan hombres lobo en su argumento, llegando hasta nuestros días, y siendo ya un elemento clásico de las historias fantásticas, especialmente las que involucran a vampiros, siendo 2 razas enfrentadas. Aquí es donde se hilvana con el post anterior, y la llegada del Hombre Lobo a España, con la saga de Waldemar Daninsky, última heredera de las clásicas sagas de monstruos.
Finalmente, llegando al 2010, la propia Universal (con un logo de apertura traído de los 40) hace un remake de su película de 1941, protagonizada por Benicio del Toro (o del Lobo, chiste malo), Anthony Hopkins y Geraldine Chaplin. El remake es bastante digno, dado que la original tampoco es que fuese una gran película. Mantiene la misma historia y le incorpora unos efectos especiales bastante buenos, aunque el final abierto la estropea un poco. Desde luego, a pesar de ser un remake bastante convincente, su recuerdo no irá mucho más allá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada