miércoles, 2 de febrero de 2011

The Films That Time Forgot: Skidoo (1968)



Otto Preminger es recordado por ser un reputado director de cine, responsable de películas como Éxodo. No obstante, en una de sus últimas películas, no se sabe muy bien por qué, decidió indagar el tema (muy de actualidad entonces) del LSD. Pero que mejor manera de hacer una película que tenía el LSD como uno de sus ingredientes argumentales, que haciendo que el LSD fuera uno de los ingredientes de la dieta de los actores (y del director, y del equipo, etc). Así que el resultado es el que se puede esperar en una película realizada por gente en permanente estado de alucinación. Tanto es así que la película no duro más de una semana en la mayoría de cines, siendo retirada y nunca más expuesta, prefiriendo Preminger perder el dinero antes que el prestigio, a la muerte del director la Fundación Preminger tampoco estuvo por la labor de distribuir la película, hasta que una cadena se hizo con los derechos y fue expuesta en TV.
El reparto es una cosa loca, con nombres como Groucho Marx (que tenía 77 años), Mickey Rooney, John Philip Law, Cesar Romero, Richard Kiel o Carol Channing. Trata de un matón a sueldo que está retirado desde hace años, pero es reclutado nuevamente por God (Marx) para que entre en la cárcel y acabe con un gangster (Rooney). En la cárcel, accidentalmente entrará en contacto con el LSD, cuyos efectos usará posteriormente para darse a la fuga con sus compinches. Mientras tanto su mujer e hija intentaran contactar con God para que cancele la misión de su marido.
Hippies, canciones, alucinaciones individuales y colectivas, mujeres con poca ropa y Groucho Marx se dan cita en esta película tan desconocida como extraña de ver, que se resume con las palabras del propio Groucho:
“Tanto la película como mi papel son deliciosamente malos”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada